Cera Fría

Cera Fría

Ceras
Cuando se trata de cera para depilar, hay dos tipos diferentes: cera caliente y una cera fría. Cera caliente para depilar La cera caliente es un tratamiento que se ve con mayor frecuencia en los salones de belleza, e implica que la cera se caliente para que se pueda aplicar a la piel y, cuando comienza a asentarse, se contrae y agarra los pelos. En este método de depilar, la cera se solidifica y se elimina en una sola pieza, o se aplica y se retira una tira de papel o tela, que lleva consigo los pelos. Cera fría para depilar La cera fría funciona de la misma manera, pero por lo general viene medida previamente en tiras preparadas. Son una excelente solución para la depilación con cera en casa,…
Leer más